MATA HARI: La última mentira

Resultado de imagen de mata hari

Cuando ellos me necesitaron, me tuvieron… Les costaba carísima, pero me tuvieron a placer… Cuando llegaron las vacas flacas y mi vida colgaba del hilo de un juez implacable… Todos me volvieron la espalda… Ninguno se presentó para defender mi causa… Ni siquiera mi Vadim, mi amado oficial ruso, que declaró ante el juez que yo era ¡una aventurera!… Ninguno pronunció las palabras:      ¡Ella es inocente, ella es una diosa y yo… La amé!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s